¿Cúanto debería ser nuestro salario como mínimo? (Enero 2016)


Compartimos el último informe elaborado por la Junta Interna de ATE - INDEC con los datos actualizados del valor de la canasta básica para cubrir las necesidades de los trabajadores y trabajadoras y su núcleo familiar. El resultado para un Hogar constituido por una pareja con dos hijos menores es de $15.677,40 pesos a Diciembre de 2015.

Los informes completos pueden ser consultados en www.ateindec.org.ar.

Descargar PDF  

Investigaciones / Negociacion colectiva y conflicto laboral / Informes temáticos

 

El salario del sector público como variable de ajuste (Enero 2016)


Presentamos un nuevo informe del Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA – Autónoma) sobre la evolución de los salarios de convenio en el sector público entre los años 2007 y 2015.

En el informe se da cuenta de una caída del 15% en términos reales en el caso del Salario Mínimo Docente y de un 18% en el caso de los básicos de convenio correspondientes a la Administración Pública Nacional. Asimismo, también se detalla cómo los incrementos salariales en el sector público han sido constantemente inferiores a los obtenidos por los trabajadores del sector privado, e incluso menores que el ritmo de actualización del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

En otras palabras, el salario de los trabajadores del sector público se ha convertido sistemáticamente en una variable de ajuste, que en la actualidad pretende ser profundizado mediante despidos generalizados tanto en el ámbito del Estado Nacional como de los estados provinciales y municipales.

Al contrario del discurso que el gobierno nacional pretende instalar en estos días, los salarios de los trabajadores ya se encuentran en niveles muy bajos. En el sector público, la caída salarial ha sido una constante en los últimos años, y en muchos casos ni siquiera llegan a cubrir el salario mínimo, vital y móvil.

Este informe se concentra en uno de los niveles en los cuales se expresa la precarización laboral de los trabajadores en el sector público: los bajos salarios. A él pueden agregarse los análisis sobre la precarización contractual (contratos temporales, convenios de asistencia técnica, cooperativas de trabajo que realizan tareas propias del sector público, etc) y sobre la inexistencia de mecanismos de negociación colectiva, entre otros.

Por el contrario, el discurso oficial omite referirse a estas cuestiones, y se limita reeditar el viejo discurso de “achicar el Estado para agrandar la Nación”. Una vez más seremos los trabajadores quienes debamos encarar la resistencia frente a estas políticas.

Descargar PDF  

Investigaciones / Negociacion colectiva y conflicto laboral / Informes temáticos

 

Salarios vs. Puestos de Trabajo: el chantaje de siempre (Enero 2016)


El éxito del programa de ajuste en curso requiere como condición necesaria una caída sustancial del salario de los trabajadores. En efecto, la brutal transferencia de recursos que han implicado las recientes medidas económicas aplicadas por el gobierno nacional (devaluación de la moneda, eliminación de las retenciones a las exportaciones) sumada a un fuerte ajuste fiscal a través de medidas como la anunciada eliminación de los subsidios a los servicios públicos, requieren como contracaraun recorte de la porción del ingreso nacional que reciben los trabajadores.

La estrategia para llevar adelante este proceso ha sido explicitada por el Ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, quien declaró públicamente: “Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salario a cambio de empleo”. En otras palabras, se vuelve a insistir con el viejo chantaje de aceptar reducciones salariales como una supuesta condición para proteger los puestos de trabajo.

Esta posición encubre dos situaciones que requieren ser explicitadas. Por un lado, que la economía argentina funciona desde hace muchos años sobre la base de una amplia mayoría de trabajadores que perciben ingresos bajos; por el otro, que los empleadores ya han comenzado a efectuar despidos con anterioridad al inicio de las negociaciones salariales.

En otras palabras el Gobierno Nacional pretende que los trabajadores acepten pacíficamente una reducción en sus salarios, aún cuando estos ya se encuentran en niveles muy bajos. Al mismo tiempo, amenaza con potenciales despidos que en realidad ya han comenzado, y que no tienen tanta relación con el costo salarial sino más bien con el objetivo de disciplinar al conjunto de los trabajadores y debilitar su capacidad de lucha y organización, situación a la cual deben agregarse los avances en la represión y criminalización de la protesta social.

Descargar PDF  

Investigaciones / Negociacion colectiva y conflicto laboral / Informes temáticos

 

¿Pacto Social o pantalla para encubrir los costos del ajuste? (Diciembre 2015)


Un Pacto Social con el único fin de limitar los reclamos salariales está destinado al fracaso desde antes de nacer. Sin embargo, es posible que en los próximos días el Gobierno Nacional vuelva a insistir con esta receta a los fines de encubrir las consecuencias del ajuste estructural que ya está poniendo en práctica.

En los primeros días de su gestión, el nuevo gobierno adoptó un conjunto de medidas que implicaron una profunda redistribución de recursos desde los trabajadores y el Estado hacia los exportadores y el sector financiero. Entre ellas se encuentran la reducción de las retenciones a las exportaciones, la devaluación del peso, el impulso de un mayor endeudamiento externo y las declaraciones en torno a promover acuerdos de libre comercio.

Estas medidas tendrán un fuerte impacto sobre el conjunto de los sectores populares. Sin embargo, hasta hoy el Gobierno Nacional no ha siquiera esbozado alguna medida que apunte a morigerar dichas consecuencias. Por el contrario, se limitó a señalar que convocará prontamente a un Pacto Social para coordinar distintas medidas con los actores sociales (organizaciones sindicales y patronales).

Descargar PDF  

Investigaciones / Negociacion colectiva y conflicto laboral / Informes temáticos

 

Resurrección, estancamiento y ocaso del Salario Mínimo, Vital y Móvil


El Gobierno Nacional ha convocado una vez más al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, a fin de actualizar el valor del salario mínimo, fijado un año atrás en la suma de $3.600 mensuales.

En la actualidad el salario mínimo, vital y móvil se enfrenta al menos a cuatro problemas, que el Consejo del Salario ni siquiera se plantea como tales, a saber: a) se trata de un valor arbitrario, que no tiene ninguna relación con el valor de la canasta básica familiar; b) adolece de un serio déficit de eficacia, por cuanto una porción muy importante de trabajadores posee ingresos aún inferiores al mínimo legal; c) en los últimos años ha experimentado un severo retroceso en términos reales, ya que su actualización se realizó por debajo de los niveles de la inflación; y d) en el mismo período se ha ensanchado la brecha con el salario promedio percibido por los trabajadores registrados, quitándole virtualidad para empujar al alza a los básicos convencionales. En este documento de trabajo desarrollamos estos puntos más detalladamente.

Descargar PDF  

Investigaciones / Negociacion colectiva y conflicto laboral / Informes temáticos